El Infonavit te permitirá hacer cosas diferentes con tu crédito

Mediante su programa de segunda crédito, el Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit), va a ofrecer créditos para liquidar deudas hipotecarias que sus derechohabientes tengan con otra corporación financiera.

En su Plan Financiero dos mil diecisiete-dos mil veintiuno el organismo que dirige David Penchyna Grub especificó que ya se trabaja en el diseño de esta modalidad de financiamiento, que bajo la figura de pago de pasivos dejará a sus derechohabientes traspasar la deuda que tenga con otra corporación financiera al Infonavit.

En la actualidad el programa de Segundo Crédito del Infonavit solo deja contratar un financiamiento para la adquisición de una residencia nueva, bien utilizada o  para efectuar mejoras en la residencia.

No obstante, conforme con el documento, dentro de poco va a poder adquirirse un financiamiento para liquidar deudas con otras instituciones financieras privadas, siempre que este pasivo sea hipotecario.

Aunque no se han dado los detalles de operación de esta clase de financiamientos, se prevé que se sostengan los requisitos del programa de Segundo Crédito, esto es que para poder pedir un préstamo para pago de pasivos el derechohabiente va a deber tener cuando menos dieciocho meses de cotización al instituto y haber liquidado en tiempo y forma un primer financiamiento con el organismo.

TADA DE INTERES MÁS BAJA

Conforme con información del instituto, el Segundo Crédito Infonavit tiene un costo de fondeo inferior al crédito tradicional, debido a que ya se cuenta con un historial de pago del derechohabiente y por ende se acepta un menor peligro crediticio; aparte de que estos peligros son compartidos con la banca comercial.

En este sentido, el Infonavit especifica que este producto cuenta con una tasa de interés de ciento ocho por ciento y se fondea en coparticipación con entidades financieras; al paso que el crédito tradicional tiene una tasa de interés de doce por ciento y se fondea con recursos propios del instituto.

En consecuencia, este crédito se daría en pesos y estaría fondeado con recursos del Infonavit y de otra corporación financiera.

Vale indicar que a fin de que sea recomendable un crédito destinado a pago de pasivos, la tasa de interés que se paga con la otra corporación financiera ha de ser mayor que la que cobra el Infonavit, con el propósito de que el pago mensual del préstamo sea inferior al primero.

También, hay que tomar en cuenta que al hacer una transferencia hipotecaria o bien solicitar un crédito para pago de pasivos es preciso aceptar otros costos como comisiones y escrituración, tal y como opera esta figura en la banca comercial.

La figura de pago de pasivos cobró relevancia en el país desde dos mil trece, con la entrada en vigor de la reforma financiera; no obstante solo la habían empleado los bancos comerciales, aprovechando las bajas tasas de interés que había en el país.
En ese instante la banca comercial tenía tasas de interés que iban desde setenta y cinco por ciento, inferiores a las de otras entidades de financiamiento; asimismo competían ofertando beneficios como cero cobro de comisiones.

Add Comment