¿Es posible mudar mi crédito Infonavit de sueldos mínimos a pesos?

Va a ser hasta el próximo año cuando los trabajadores interesados en mudar su crédito hipotecario de sueldos mínimos a pesos lo puedan conseguir.

Si gestionaste tu crédito del Infonavit en sueldos mínimos y deseas mudarlo a pesos, deberás aguardar por el hecho de que hoy en día el instituto se halla en un proceso de transición derivado de que las hipotecas en sueldos mínimos van a mudar a Unidades de Medida y Actualización (UMA).

El Infonavit anunció hace un par de años que comenzaría la reestructuración de créditos en sueldos mínimos para transformarlos a pesos, a fin de eludir que medre la deuda hipotecaria.

No obstante, de momento solo está puesto en marcha un programa para un número determinado de créditos.

Jorge Garduño, gerente consultor de la Dirección Sectorial de los Trabajadores del Infonavit, apuntó a El Financiero que el instituto tiene una cartera de cinco millones de créditos en sueldos mínimos y fue en dos mil dieciséis cuando fue creado un programa piloto para poder ver el comportamiento de una selección de créditos en sueldos mínimos a pesos.

Explicó dicho programa piloto es actual y está marchando, en el hay diecisiete mil créditos, lo que se espera es ver el comportamiento de pago de esos créditos en un periodo de prueba que vencerá a finales en dos mil diecisiete.

Garduño aclaró que aunque este programa piloto es actual, el resto de trabajadores con créditos en veces sueldos mínimos que deseen mudarlo a pesos deberá aguardar los resultados del piloto y a que el Infonavit actualice sus sistemas por la entrada en vigor de la UMA.

“La demanda que tuvo el movimiento obrero es que ya no se dieran los créditos en Veces el Salario Mínimo y se logra que se saque un producto que sea en créditos en pesos y se hizo un anuncio de que vamos a emigrar a pesos. Al mismo tiempo hubo una presión para que se desligara el salario mínimo de los créditos y entonces salió la UMA”, expresó.

Derivado de ello, es que el Infonavit está ahora en un periodo de transición en el que, por una parte, todos y cada uno de los créditos nuevos que se produzcan desde dos mil diecisiete salen en pesos, y por el otro, está actualizando sus sistemas para la originación de créditos y el ajuste por la entrada en vigor de la UMA.

Add Comment